Bienvenido !    |    Trading Desktop    |   Suscribete a nuestro Newsletter    |   Mapa web    |   Agenda de eventos    |   Twitter    |   Google +    |   Vimeo

Reunión del BCE. La encrucijada más difícil de Draghi

Imprimir
Valoración del Usuario:  / 0
MaloBueno 
Categoría: Mercados financieros
Publicado el Martes, 02 Abril 2013 Escrito por Albert Salvany Rebled

Como es habitual, el primer Jueves de cada mes tiene lugar la reunión de política monetaria del BCE. A pesar de que no se esperan sorpresas de magnitud pues los tipos ya están en mínimos, es bien cierto que Draghi y compañía se enfrentan a una situación atípica. Lejos de apaciguarse los ánimos en la zona Euro, parece que los problemas crecen día a día y solventarlos cada día es más difícil para el máximo dirigente del BCE. En este tipo de reuniones no es tan importante la decisión de tipos de interés, ya que no acostumbra a haber sorpresas, como la rueda de prensa posterior. Draghi se va a enfrentar a una prensa que tiene muchas preguntas, como muchos ciudadanos europeos, pero esta vez múltiples incendios están estrechando el cerco sobre el Banco Central.

 

El próximo Jueves, 4 de Abril va a tener lugar la reunión mensual del BCE de política monetaria. En estas reuniones se decide sobre si debe alterarse el tipo de interés que da el BCE. Últimamente las reuniones no dan sobresaltos ya que los tipos en la zona Euro se mantienen muy estables en zona de mínimos. Siempre el atractivo de estas reuniones está en la rueda de prensa que su presidente Mario Draghi ofrece a los medios una vez finalizada la reunión.

No creo que esta ocasión sea distinta a las demás, y el consenso parece indicar que los tipos de interés del BCE permanecerán invariables, aunque debemos dejar cierto margen a la sorpresa, y más en estas circunstancias. Como reza el título creo que desde que fue nombrado presidente de la entidad, Mario Draghi se enfrenta a uno de los momentos más complicados. Parece que su función a parte de gobernar el banco central de la zona Euro es la de hacer de bombero e ir apagando los incendios que van provocando los demás dirigentes europeos. Si repasamos su breve trayectoria la verdad es que está salpicada de sobresaltos que ha ido solventando con bastante solvencia de momento. En muchas ocasiones sólo con insinuar ciertas medidas ha sido suficiente y en otras no ha escatimado contundencia para que el mercado supiera de sus intenciones.

Con él, la moneda única ha salvado varios escollos pero realmente creo que en esta ocasión y durante las próximas semanas va a tener enfrente dificultades de una envergadura mucho mayor. Cuando parece que la calma empieza a llegar a la zona Euro sucede algo más que parece que va dinamitar en un instante todo lo conseguido con tanto esfuerzo.

LA CRISIS DE CHIPRE, LA ÚLTIMA EN LLEGAR.


La gestión de la crisis de Chipre pone en evidencia cierta improvisación y descoordinación en la comunicación de las decisiones de los líderes europeos.

Todo lo acontecido con Chipre en estas dos últimas semanas ha cambiado por completo el escenario en el que el BCE se desenvuelve. Antes de que explotara el asunto Chipre, el BCE parecía tener la crisis de deuda soberana de ciertos países europeos bajo control y había conseguido la relajación de las primas de riesgo. Queda por saber a qué coste de fondos propios en forma de compra de deuda soberana de estos países, pero el efecto se había logrado.

La primera prioridad era evitar el efecto contagio con los ojos puestos esta vez en piezas mayores (Bélgica por su significado simbólico, y Francia por su tamaño). Por ello se había protegido a España e Italia, pero un tema que debía ser marginal como el de Chipre ha dado al traste con todo esto. El cambio de orientación y criterio grabando los depósitos de las entidades chipriotas y ciertas actitudes e informaciones de algunos dirigentes europeos haciendo extensivas estas medidas a posibles futuros planes de rescate ha vuelto a desatar el pánico en los mercados y en ciertos sectores de la población europea de posibles países afectados. La quita en Chipre sienta todo un precedente, pero ésta es la única dificultad que afronta Draghi estos días….

ITALIA, CRISIS INSTITUCIONAL SIN CABEZA VISIBLE.

Después de unas elecciones sin un claro ganador el Presidente de la República Italiana no ha logrado que se formara un gobierno y actualmente este país se encuentra sin ejecutivo y en un callejón sin salida. A contrarreloj se está buscando una solución y Draghi incluso se rumorea que ha tenido que intervenir para que el propio Giorgio Napolitano no presentara la dimisión. Con todo esto se diluye el pretendido efecto balsámico que había tenido la gestión de Monti al frente del gobierno italiano y que los mercados habían interpretado de forma positiva. La incertidumbre reina en Roma, y todos sabemos que no es buena compañera para los asuntos económicos…


Draghi afronta seguramente el período más difícil desde que llegó a la presidencia del BCE

ESPAÑA, SIN CUMPLIR OBJETIVOS Y PIDIENDO AMPLIAR EL DÉFICIT.

España, que sin haber pedido el rescate de país, y por tanto habiendo esquivado ciertas medidas de austeridad que hubieran sido del agrado de más de uno más al norte, está ahora mismo ahogada económicamente y sin posibilidad de que su economía crezca. Pese a las duras medidas implementadas no se ha logrado alcanzar el objetivo de déficit y está solicitando una flexibilización de las medidas que la ortodoxia de los mercados no aceptará sin pagar un precio en forma de prima de riesgo. Si Draghi quiere seguir apoyando la deuda española tendrá que afrontar esta situación.

GRECIA, MÁS FUERA DEL EURO QUE DENTRO.

Algo que hace unos meses era radicalmente descartado desde cualquier estamento europeo como era que un país pudiera salir del Euro, parece que ahora es una posibilidad. Quizás en voz baja, pero parece que ya hay voces que dicen que una de las soluciones para Grecia es la salida de la moneda única. Al parecer los intereses de bancos de otros países de la unión ya deben estar a buen recaudo fuera del país heleno y por tanto ahora ya se le puede echar a los leones…

Un hecho de estas características, no por su magnitud, Grecia apenas es el 1% del PIB europeo, sino por el precedente que sienta, sería un auténtico terremoto en los mercados y el Euro sufriría un duro varapalo sin duda que aumentaría la inestabilidad y las dudas sobre el futuro de la moneda.

DRAGHI DECIDE…

Con todo esto sobre la mesa, y quizás alguna otra cuestión más en el horizonte de la que ahora no tengamos conocimiento (véase Eslovenia) Draghi deberá pensar la línea a adoptar por el BCE para el futuro inmediato, que se antoja absolutamente decisivo para la supervivencia del Euro. De la forma en que se solucionen cada uno de estos obstáculos veremos una u otra evolución en los mercados. Definitivamente el dirigente italiano necesitará de todos sus recursos e ingenio para solventar esta nueva encrucijada.

Es de suponer que en la rueda de prensa se le pregunte por alguna de estas cuestiones. Veremos si Draghi hace un elegante recorte y por el contrario decide enfrentarse directamente con alguno de estos asuntos que tiene sobre la mesa.

Artículos relacionados

 

Te ha gustado?

Suscríbete a nuestro newsletter para recibir las noticias semanalmente en tu correo

Suscríbete a nuestro canal de Youtube y tendrás información puntual de la publicación de nuevos contenidos

Dónde encontrarnos?

FOREXperiences.com     

Quién está?

Tenemos 33 visitantes y ningun miembro en Línea

Safe Creative #1404171098955

Agenda

Twitter

© 2012. Albert Salvany Rebled |    |    Sun, 19 Nov 2017 00:15:05.